El Aura es un campo energético, como unas capas de luz de diversos colores que envuelve al ser humano. Este campo es especialmente sensible a influencias externas del ambiente, a la interacción energética o a las propias situaciones que vive una persona, afectando directamente al estado físico, emocional, mental y espiritual.
Cuando el Aura está sucia se vuelve oscura y sombría, y atrae energías de baja vibración afectándonos a la salud, a la relación con los demás, al amor, al trabajo, así como a cualquier campo de actividad en nuestra vida. La limpieza del aura restablece nuestro equilibrio y nos devuelve la vitalidad física, emocional, mental y espiritual.

 

 

Volver a terápias